Fiebre desconocida: la desolación del internista

Hay pacientes difíciles, síntomas y signos que parecen no tener explicación,  médicos adscritos que abusan de los estudios clínicos pero no hay nada como la fiebre de origen desconocido. Esa que todos saben que está allí, pero nadie sabe de dónde vino. Acompáñanos a revisar los principales cuadros clínicos que pudieran desenmascarar este diagnóstico y llevarte al verdadero.

Todos la conocemos, hemos oído hablar de ella o incluso nos ha tocado un paciente que esté a nuestro cargo con este problema. Debes tener muy en claro que para poder llamarla “Fiebre de Origen Desconocido” tiene que ser una temperatura mayor de 38.3ºC, en múltiples ocasiones, durante más de 3 semanas en las que no se haya realizado diagnóstico a pesar de haber estudiado al paciente una semana.

© Fuente: http://sapiensmedicus.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s