¿Cómo diagnosticar un síndrome de abdomen agudo?

El dolor abdominal es una de las causas más comunes de admisión en el departamento de urgencias, lo que no es tan común es el determinar la causa exacta. Aproximadamente una cuarta parte de estos pacientes se da de alta en urgencias con el diagnóstico de dolor abdominal inespecífico, y hasta en un 80% de las ocasiones el dolor disminuye considerablemente o desaparece en un lapso de dos semanas.

® Fuente: http://sapiensmedicus.org/

Anuncios

Valvulopatías y ruidos cardiacos

Para el médico general o en entrenamiento, el detectar y diagnosticar correctamente las valvulopatías es todo un reto. Aunque para el diagnóstico definitivo es necesario el ecocardiograma, se requiere saber las bases, manejo y pronóstico.

® Fuente: http://sapiensmedicus.org/

10 errores médicos más comunes

Hola Doctores, sin duda alguna curar al prójimo de una enfermedad es una de las satisfacciones mas hermosas, es por ello, que la mayoría de las personas vinculadas a la labor hospitalaria y médica, gozan de un respeto y simpatía que bien ganada la tienen.
Lamentablemente como en todos los órdenes de la vida, aquí también se cometen equivocaciones y los errores en el área de la medicina, en algunas ocasiones, terminan de la peor manera.
En el mundo mueren más personas por errores médicos, que por accidentes de tráfico, sin dudas una cifra impactante.La fundación “American Board of Internal Medicine” (ABIM), realizó una lista de cuales son los 10 errores médicos más comunes que se cometen en los hospitales y que, eventualmente, pueden ser mortales.
1. Diagnóstico médico erróneo:
Es el tipo más común de error en un hospital, esto no es sorprendente, ya que un diagnóstico equivocado es la clave para un error médico completo a posteriori. Por ejemplo: una evaluación equivocada puede implicar un retraso en un tratamiento, a veces con consecuencias mortales.

2. Errores de medicación:
Casi el 50% de los pacientes hospitalizados son víctimas de errores de medicación, ya sea porque reciben medicamentos equivocados o directamente no reciben la medicación. Por ejemplo: muchas veces que no enfermamos de una gripe o resfriado común y acudimos a consulta 1 de cada 10 pacientes recibe antibióticos, cuando en realidad la mayoría de los casos de las infecciones respiratorias son virales, en este caso el medico no hace un buen diagnostico diferencial entre viral o bacteriana, creando resistencia.
3. Tratamientos innecesarios:
Casi 120 procedimientos médicos, que incluyen tratamientos y exámenes en algunos casos nocivos para el paciente, son utilizados en forma desproporcionada y son, además, frecuentemente innecesarios. La Academia Americana de Medicina calificó a muchas de estas prácticas médicas como inútiles y peligrosas.
4. Distracciones:
¿Cuántas veces hemos escuchado?
Que en algún hospital operaron la extremidad equivocada a un paciente.
Tijeras, trapos, gasas que quedan dentro del cuerpo de las personas después de una cirugía, a menudo con consecuencias mortales.
Alimentos destinados a entrar en las sondas del estómago, por error, se suministran en otras sondas, dando lugar a infecciones graves.
 
5. Atención no coordinada:
Si usted va a un hospital, lo más probable es que no lo atienda su médico de cabecera, sino que será atendido por un médico de guardia. Probablemente después por varios especialistas, que rara vez se coordinan entre sí; en este caso cabe la posibilidad, por ejemplo, que el paciente termine intoxicándose al consumir medicamentos que interfieren entre si.
6. Pruebas y trámites prescindibles: 
Además de los millones y millones que se gastan cada año en pruebas y exploraciones que, en realidad no son necesarios hacer. Sino que también algunos de ellos pueden ser mortales o provocar enfermedades. Las tomografías computadas aumentan el riesgo de cáncer, las resonancias magnéticas pueden causar insuficiencia renal. Una simple extracción de sangre puede dar lugar a infecciones.
Esto no significa que no se deben hacer este tipo de pruebas médicas, pero realizarlas solamente en caso de verdadera necesidad, además, ser consciente de que hay riesgos implicados.
7. Infecciones en el hospital: 
Las infecciones contraídas en hospitales afectan a muchos pacientes hospitalizados y dependiendo del país son los casos . Neumonías, infecciones contraídas en el lugar de la cirugía, infecciones urinarias debido a los catéteres, etc. Estas infecciones a menudo son provocadas por bacterias muy resistentes a muchos antibióticos y que pueden ser mortales, especialmente en personas con sistemas inmunológicos debilitados.
8. Accidentes:
En muchos casos, debido al mal funcionamiento de los dispositivos médicos, desfibriladores en mal estado, implantes de cadera que dejan de funcionar, marcapasos que se rompen, etc. Se supone que se deben tomar medidas de seguridad y chequear previamente estos dispositivos, para que estos problemas no ocurran. En promedio, a una de cada 100 personas ingresadas, le ocurre algún tipo de accidente en un hospital.
9. Ignorar señales de advertencia:
OJO!!! Cuando un paciente empeora su estado de salud, por lo general hay un período de minutos a horas donde hay señales de advertencia. Por ejemplo, se producen a menudo cambios en el ritmo cardíaco, presión arterial que baja o sube y otras situaciones, por desgracia, estas señales de advertencia a veces se ignoran, por lo que, para el momento en que finalmente son percibidas, ya podría haber un daño irreversible.
10. Dar de alta equivocadamente:
Los estudios muestran que, 1 de cada 5 pacientes vuelve al hospital dentro de los 30 días posteriores al alta médica. Esto se debe muchas veces, a que hay personas que son dados de alta antes de tiempo, ya sea por un pronóstico erróneo, un seguimiento inadecuado, etc. La transición del hospital al hogar es un momento muy vulnerable para una persona que ha estado hospitalizada o que ha recibido una cirugía.
Para concluir…
Este tipo de información y estadísticas son muy útiles para no perder de vista cuales son los errores que más seguido se cometen en los centros de salud, de esta forma, mejorar la atención y tomar medidas para que este tipo de eventos no ocurran, o que ocurran lo menos posible. Nunca está demás saberlos y estar prevenidos, para el día que nosotros seamos los pacientes.
¿Qué opinan? ¿Algún otro error?
© Fuente: http://medicinamnemotecnias.blogspot.mx/

Manejo del dolor agudo en sus pacientes

¿Paciente enfadoso? ¡Puede ser muy doloroso! En muchas ocasiones tendremos pacientes que se quejarán constantemente de dolor a cualquier hora, particularmente en esos momentos donde creemos que al fin podríamos descansar los pies.

A continuación quedarás preparado para manejar desde el dolor más fuerte hasta el más actuado.

® Fuente: http://sapiensmedicus.org/

Cuando las IVU’s atacan ¡Prepárate!

Las infecciones del tracto urinario (ITU o IVU) son menospreciadas en los servicios de urgencias. Un mal manejo puede matar al paciente en menos de lo que canta un gallo. Aquí te decimos qué hacer cuando la IVU se vuelve despiadada.

La orina es el ultra filtrado renal por excelencia, y como tal debería permanecer estéril en condiciones normales. Sin embargo, empiezan los problemas cuando algún patógeno logra superar la línea defensiva primaria del tracto urinario (como pH, anatomía, sustancias como la proteína de Tamm Horsfall, etc). La IVU es la infección bacteriana más común y puede ir desde  bacteriuria asintomática (en mujeres sanas), hasta sepsis severa (con todo lo que conlleva). Principalmente se complican por anomalías estructurales o funcionales en el tracto urinario del paciente. Además, como la uretra de las mujeres es más corta que la de los hombres, en ellas tiende a ser mucho más común; por lo que cualquier IVU en hombres debe ser considerada complicada hasta que se demuestre lo contrario.

® Fuente: http://sapiensmedicus.org/